jueves, 14 de julio de 2016

¿¡EN SERIO!?


No sé si a vosotros os pasa, pero mis hijos han cogido la fea manía de contestar a todo lo que no les gusta o apetece con un molesto ¿En serio? (con tonito además). La contestación en cuestión irrita por lo repetitiva. ¡Chicos, a cenar! ¿En serio? Hora de hacer los deberes ¿En serio? Apagamos la tele y a la cama ¿En serio?...

El padre gruñón que llevo dentro les afea este comportamiento la mayor parte de las veces, pero esta mañana, haciendo un repaso a las noticias de estos últimos días, se me ha escapado a mí la preguntita de marras.

Gente que se dice defensora de la vida alegrándose de la muerte de un ser humano; aficionados a los toros amenazando de muerte a personas que creen, acertadamente en mi modesta opinión, que su pasión es una barbarie; miles de personas apoyando públicamente en redes sociales a un tío que ha defraudado a Hacienda, es decir, a todos nosotros, más de cuatro millones de euros; mentes enfermas que justifican a violadores y a acosadores sanfermineros alegando que las víctimas iban provocando.

¿En serio? ¿Qué imagen estamos dando a nuestros hijos? ¿De verdad pensamos que la vida de otro vale menos que la nuestra por muy deleznable que sea su oficio? ¿En serio creemos que alguien merece morir tan solo porque piense distinto a nosotros? ¿Se puede ser tan imbécil como para identificarse con un delincuente por el simple hecho de que nos digan que el juez que lo condenó seguramente sea aficionado de nuestro eterno rival? ¿En serio puede uno empatizar con unos hijos de puta que envalentonados por el alcohol y el ambiente abusan de una mujer y encima lo graban en vídeo?

El día que los extraterrestres dejen de visitar en exclusiva los Estados Unidos y les dé por plantar sus platillos volantes sobre la piel de toro (ojito con el nombre), van a volverse majaretas y van a tachar el planeta azul de su lista de astros a conquistar.

¿En serio queremos dejar este país a nuestros hijos? ¿De verdad creemos que la educación y el ejemplo que les estamos dando son los adecuados? Desarrollar el sentido patrio y el respeto a las tradiciones es educar y todo lo demás es adoctrinar. Así nos va...


P.D.: Y me preguntaba yo porque en mi REFERÉNDUM ganó el SI

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada