viernes, 10 de agosto de 2012

PELIGRO DE INCENDIO (II)

Los Bomberos de la Comunidad de Madrid continúan con su lucha, que es la lucha contra el fuego. Lucha que parece que el Partido Popular no entiende y considera que, como el resto de funcionarios, son unos gandules que no quieren trabajar sus horas y no hacen más que pedir medios y más medios. Parece que los incendios de Catalunya, de Canarias, de Extremadura, (...), en los que hemos tenido que lamentar muertos y miles de hectáreas arrasadas, no les hacen entrar en razón o tienen menos peso que su intención de hacer negocio con un servicio público sin importarles la seguridad de los madrileños.
El martes escribía PELIGRO DE INCENDIO tras la visita al parque de bomberos de Arganda con Tomás Gómez, y en él intentaba hacerme eco de la extrema gravedad de la situación y del riesgo que estamos corriendo los vecinos de la Comunidad de Madrid por los supuestos recortes de Esperanza Aguirre en materia de prevención de incendios. Y digo supuestos, porque el caso de los bomberos es muy parecido al de la educación pública. Hemos denunciado por activa y por pasiva como se despedían a miles de profesores para ahorrar exactamente la misma cantidad de dinero que se regala, en forma de desgravaciones fiscales, a los padres que llevan a sus hijos a colegios privados. Ahora la historia se repite; se ha reducido un tercio de la plantilla de bomberos en 5 años para poder comprar un moderno helicóptero con cámara, capaz de leer matrículas a kilómetros de distancia, pero del todo inútil en la extinción de un fuego. Este helicóptero se ha comprado con cargo al presupuesto del Cuerpo de Bomberos, pero en la práctica está siendo utilizado por Tele Madrid para identificar a peligrosos perroflautas en manifestaciones. Nunca he tenido la posibilidad de visitar un concesionario de helicópteros, pero mi intuición me dice que su precio se aproxima más al millón de euros que a los 21.000 de mi Ford Mondeo.
Pero éste es sólo el ejemplo más notorio; nos contaban los bomberos que tienen en renting, además de los camiones, lo cual puede tener cierta lógica, los trajes de intervención y los equipos de radio. Es el típico pan para hoy y hambre para mañana de las políticas liberales a las que desgraciadamente nos vamos acostumbrando.
Sin embargo, en este caso, su irresponsabilidad está poniendo en juego la vida de muchas personas; las de los ciudadanos, a los que exponen a un gran peligro permitiendo tener parques bajo mínimos o cerrados o a una distancia tal que hace que la intervención llegue demasiado tarde, y la de los propios bomberos que trabajan en unas condiciones que se alejan bastante de lo medianamente razonable.
Una de las cosas que más me llamó la atención, y que más grave me pareció, de lo que nos contaron los bomberos el lunes, es que ante la falta de personal, se están enviando a cadetes a cubrir las salidas. Entra dentro de la lógica de aprendizaje que los bomberos en formación acompañen a los que ya tienen experiencia: lo que no es de recibo es que por ahorrarse unos miles de euros, se deje menguar una plantilla y se envíen equipos formados por un conductor, dos bomberos y dos cadetes. ¿Han pensado Regina Plañiol o Esperanza Aguirre las consecuencias de un accidente de un aspirante a bombero obligado a realizar un trabajo para el que aún no se encuentra capacitado?
Evidentemente no. El actual Gobierno sólo está para dinamitar lo público y controlar como se cuenta. El intento de control de los medios de comunicación por parte de los Populares ya no sorprende a nadie y todos estamos viendo estos días como están cavernizando rtve, pero me parece exagerado hacer comparecer a Tomás Gómez ante los medios de comunicación fuera del parque de bomberos, en una cuneta. Es que habéis venido a mi casa fueron las palabras textuales de Pilar Hernán Martín, Jefa del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid. 
Y para terminar el esperpento, pudimos contemplar como la encargada de prensa enviada por Esperanza Aguirre hacía el ridículo sacando de los coches a los periodistas de Esuropa Press y rtve para que entrevistaran a Doña Pilar después de a Tomás Gómez, eso sí, dentro, que para eso estaba en su casa aunque la paguemos todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario