martes, 14 de agosto de 2012

ESTEREOTIPANDO QUE ES GERUNDIO

Todo el mundo dice que la gente de color...negro tiene un innato talento natural pal deporte, pal cante, pal baile y pa to eso; y un superlativo y envidiable calibre de sexo.

Así comienza ¡Ay poetas!, canción escrita por el genial Lichis y que me sirve para ir introduciendo alguno de los innumerables clichés que todos utilizamos y que nos llevan, en más de una ocasión, a hacer el más terrible de los ridículos.

Todo el mundo dice que los chinos pillan al gato y al abuelito y los hacen picadillo "pa metelo" en los rollitos ¡Ay canalla! Manda cojones con la China milenaria.

Cada día utilizamos infinidad de tópicos y nos quedamos tan a gusto, dándolos por buenos, por tradición supongo. Que si los catalanes son agarrados, que si los gallegos responden con una pregunta, que si los vascos son exagerados, que si los andaluces no hacen otra cosa que bailar sevillanas, que si los madrileños son unos chulos, (...).

Todo el mundo dice que el duende es de los gitanos, que los metes en un piso de realojo y te arrancan tuberías, lavabos,...Hay un burro en el octavo ¿Gitanos buenos? Como en tó, haberlos haylos.

Y si abusamos de estos estereotipos en nuestras conversaciones habituales, que decir tiene de su uso en Twitter, donde el espacio para la argumentación es mínimo y la necesidad de una respuesta rápida no permite hacer un calentamiento previo de las neuronas, y sueltas o te sueltan la primera memez que te viene a la cabeza y que casualmente, en la mayoría de los casos, es un topicazo.
La semana pasada conocíamos, confirmábamos más bien porque ya lo intuíamos, que el Ayuntamiento de Arganda subirá el IBI para 2012 entre un 16 y un 18%. Automáticamente se originaba el debate en Twitter; los socialistas denunciando la brutal subida originada por una pésima gestión de las arcas municipales y los conservadores acusándonos de alarmar a los vecinos. Según ellos, no es necesario que les amarguemos el descanso estival ya que hasta octubre no pensaban oficializar el sablazo. Como el argumento no podía ser más peregrino, deciden terminar la discusión con este brillante twitt:

si no es por no ir  @ESQUENOVES
@bobnicole @ondaceroarganda @prsardinero @pparganda usted dice ser socialista y va vestido de marca. No de lecciones

Evidentemente, ante una respuesta de tal contundencia, me tuve que callar y salir corriendo al armario a recuperar mi americana de pana haciendo caso omiso a la ola de calor africano que sufríamos esos días. Si soy socialista, soy socialista con todas las consecuencias, que si no luego me sacan los colores en las redes sociales.
Ridículo ¿verdad?. Pues dos días después, nos estábamos bañando en la piscina de los padres de Irene y a la muy irresponsable se le ocurre twittearlo. Respuesta automática de otro ilustrado supporter popular:

yoloviarganda  @yoloviarganda
@iregm una niña como tu con piscina y todo, hay que pena de mundo, a ti la crisis no te afecta, que tienes dos sueldos tu también? #arganda
*Nota del autor: Transcribo literalmente. Las faltas de ortografía no son achacables a mi mediocre educación en escuela pública.

Es que no nos pasan ni una, y eso que me estaba bañando con la americana de pana para que no dijeran. Nunca te acostarás sin saber nada nuevo; los socialistas no podemos vestir ropa de marca y ni nosotros ni nuestros familiares pueden vivir en un chalet ni tener piscina. El día que se enteren de que tenemos carrera universitaria va a ser el acabose.

Y como por lo visto la semana iba de tópicos y olimpiadas, el pasado domingo, durante el partido de la NBA contra la ÑBA, tuve una discusión de igual calado intelectual sobre la por todos conocida gandulería del parado:

Pepelu Saliquet  @Pepeluibiza
@ESQUENOVES @bobnicole cierto. El día en que a cambio del subsidio se trabaje para el estado 1/3 de la crisis se resuelve

Pepelu Saliquet  @Pepeluibiza
@bobnicole @ESQUENOVES el paro es una ayuda, no una hucha donde ahorrasteis. Que gran error de mentalidad. Derechos adquiridos? Ruina

No puedo denunciar las barbaridades en forma de recortes de Mariano Rajoy porque calzo unas Adidas. No puedo quejarme de las subidas de IRPF y de IVA porque a veces me baño en una piscina privada. Supongo, por tanto, que tampoco puedo criticar a Gallardón y a su medieval Ley del Aborto porque a veces juego al pádel.
Pero yo no critico al José María Soria porque vaya a misa cada domingo; le critico porque se ha cargado de un plumazo el sector de las energías renovables sin importarle las decenas de miles de empleos que hay detrás.
Yo no critico a Fátima Bánez porque le gusten las corridas de toros; la critico porque ha aprobado una reforma laboral que no sólo no soluciona el problema del empleo sino que ha empeorado drásticamente las condiciones de vida de los parados.
Yo no critico a Ana Mato porque defienda su modelo de familia y considere que el divorcio es un pecado; la critico porque nos ha estado mintiendo, negando una y mil veces el copago sanitario, mientras que hoy nuestros pensionistas ya tienen que pagar por sus medicinas.
Yo no critico a José Ignacio Wert porque no haya mantenido relaciones sexuales hasta el matrimonio y no use anticonceptivos; critico que esté dinamitando un sistema educativo que daba las mismas oportunidades de formación a todos los españoles.
Yo no critico a Arias Cañete porque se le pongan los pelos como escarpias cuando escucha el himno nacional; le critico porque permite que sus Comunidades Autónomas recorten y privaticen los servicios de lucha contra incendios con las consecuencias que todos estamos viendo.
Yo no critico a Montoro y a de Guindos porque escojan para sus hijos centros educativos privados y ultracatólicos; les critico porque indultan a defraudadores y gastan miles de millones para salvar bancos hundidos por sus compañeros de partido mientras despiden y sustraen parte del salario a los trabajadores públicos.
Ya que estamos condenados al fuego eterno, déjennos luchar en la tierra por una vida digna. No sean abusones, ustedes lo tienen fácil; les basta con rezar dos padrenuestros para vivir cómodamente y para siempre a la derecha del Padre.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada