martes, 26 de junio de 2012

ENERGÍA NEGATIVA


Esta mañana he estado, junto a otros compañeros de Arganda, a las puertas del Ministerio de Industria visitando y dando mi apoyo a Ángel Vadillo, el valiente Alcalde de Alburquerque  que lleva 16 días en huelga de hambre en protesta por el Real Decreto que pretende eliminar de una vez por todas el uso de las energías renovables en este país. Este Gobierno, cuando no hace las cosas como Dios manda, las hace como manda UNESA o FAES; tanto monta, monta tanto.
Para quien a estas alturas aun no conozca la historia, les resumo: Ángel partió el pasado 19 de marzo desde Alburquerque, Badajoz, rumbo a Madrid, unos 650 kilómetros, dispuesto a conseguir que el Gobierno diera marcha atrás y derogara el Real Decreto que eliminaba los incentivos que hacían posible el desarrollo de las energías renovables en España y que permitían dar empleo a más de 40.000 personas. Tras 23 días de camino, el máximo responsable del despropósito, el Ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria no tuvo la gentileza de recibirle. La eliminación, drástica y sin diálogo con ninguna de las asociaciones empresariales del sector, de las primas a las renovables, había paralizado 5 proyectos termoeléctricos en su pueblo, por lo que Ángel decidió quedarse en el vestíbulo del Ministerio, pasando las noches en una furgoneta aparcada en el Paseo de la Castellana, hasta que su petición fuera escuchada. Dos meses tardó el ocupadísimo Ministro en encontrar un hueco en su agenda y tener a bien recibirle. El regidor extremeño consideró tan decepcionante la reunión que desde entonces se encuentra en huelga de hambre.
Iba a llamar a esta entrada CONSIDERACIONES SOBRE LA ENERGÍA (III) y repetir los mismos argumentos utilizados en las partes (I) y (II) http://bobnicole-robertoherrero.blogspot.com.es/2011/08/consideraciones-sobre-la-energia.html y http://bobnicole-robertoherrero.blogspot.com.es/2012/01/consideraciones-sobre-la-energia-ii.html pero no albergo, a diferencia de Ángel Vadillo, demasiadas esperanzas de que José Manuel Soria recapacite, no en vano tiene en su debe el haber sido el Consejero que cortó el desarrollo de la energía eólica en las Islas Canarias. Finalmente no lo he llamado así, porque lo que me ha sorprendido y lo que me ha motivado escribir este post es el mal rollo y el carácter caciquil que el Sr. Soria ha instaurado en el Ministerio. Desde que Ángel pasa sus horas reivindicando un modelo energético sostenible en la puerta de las instalaciones ministeriales, han cerrado los demás accesos al recinto para que todos los trabajadores tengan que entrar por allí y poder controlar con las cámaras quién se para a hablar con él, a preocuparse por su salud o por los motivos que le han llevado a tomar tal medida.
En el tono altivo tan característico de los Ministros que nos han tocado en suerte (todos están cortados por el mismo patrón aunque Montoro sea el paradigma) contestó por escrito a una misiva previa del Alcalde en la que le venía a decir que sus políticas no podían verse condicionadas por amenazas ni presiones de nadie. Se permite hablar de presiones un señor que deja caer entre los trabajadores de su Ministerio que quien simpatice o se concentre con Ángel Vadillo corre el riesgo de perder su puesto de trabajo. Se permite hablar de presiones un señor que ha avisado a las empresas que allí prestan sus servicios, que si alguno de sus trabajadores es visto con el Alcalde de Alburquerque y no es despedido automáticamente, sus contratos con el Ministerio estarían en el aire.
Escribía hace poco más de un mes que España se había sumado al cambio y éste se notaba; se nota una regresión espaciotemporal de aproximadamente 40 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada