martes, 6 de marzo de 2012

A PROPÓSITO DE ADOCTRINAR

El pasado mes de febrero, el candidato a peor Ministro de Educación de todos los tiempos, José Ignacio Wert, anunció la eliminación de la asignatura Educación para la Ciudadanía. Como buen tertuliano intereconómico (esos fueron sus méritos para alcanzar tal honor), utilizó argumentos falsos, leyendo extractos de un ensayo sobre la materia, asegurando con su falacia característica que eran fragmentos que podían encontrarse en los libros de texto. Esta manipulación le servía para justificar su decisión. Además afirmó que, desde su implantación, había sido una asignatura controvertida y que había contado con el rechazo de diferentes sectores. ¿Diferentes? El Partido Popular, la Conferencia Episcopal y la Confederación Católica de Padres de Familia se diferencian entre ellos, lo mismo que Hernández y Fernández, los intrépidos detectives compañeros de aventuras de Tintín (Dupont et Dupond, para quien disfrute de las historias de Hergé en versión original).
¡La asignatura adoctrina! gritan a los cuatro vientos los mismos que te condenan al fuego eterno por tener sexo fuera del matrimonio o por masturbarte. Como siempre que se trata de hacer demagogia contra la socialdemocracia, Esperanza Aguirre, paradigma de la buena educación, abandera las arremetidas. Su Director General de Centros Docentes llegó a afirmar que la asignatura podría causar daños en la conciencia de los niños.
¡Aquí ya me indigne! como decía Javier Krahe en su canción "Sr. Juez". Es dañino para la conciencia de los niños hablarles de igualdad, respeto y democracia, pero les permitimos que lean libros gore desde Educación Infantil.
Como se que algún lector va a tacharme de exagerado por calificar la Biblia como material gore, me adelanto y transcribo unos extractos para ratificarme en mi afirmación.

Libro de los Reyes 2: 23-25
Después salió de allí a Bet-el; y subiendo por el camino, salieron unos muchachos de la ciudad, y se burlaban de él, diciendo: ¡Calvo, sube! ¡Calvo, sube!. Y mirando él atrás, los vio, y los maldijo en el nombre de Jehová. Y salieron unos osos del monte, y despedazaron de ellos a cuarenta y dos muchachos. De allí fue al monte Carmelo, y de allí volvió a Samaria.
Enseñar el respeto a otras culturas es dañino para la conciencia de los niños; que un santo varón, San Eliseo, ordene el descuartizamiento de cuarenta y dos niños, por llamarle calvo, es bueno porque les enseña que hay que respetar a los mayores.

Jueces 19: 21-29
Y los trajo a su casa, y dio de comer a sus asnos; y se lavaron los pies, y comieron y bebieron. Pero cuando estaban gozosos, he aquí que los hombres de aquella ciudad, hombres perversos, rodearon la casa, golpeando a la puerta, y hablaron al anciano, dueño de la casa diciendo: Saca al hombre que ha entrado en tu casa, para que lo conozcamos. Y salió a ellos el dueño de la casa y les dijo: No, hermanos míos, os ruego que no cometáis este mal; ya que este hombre ha entrado en mi casa, no hagáis esta maldad. He aquí mi hija virgen, y la concubina de él; yo os las sacaré ahora; humilladlas y haced con ellas como os parezca, y no hagáis a este hombre cosa tan infame. Más aquellos hombres no le quisieron oír; por lo que tomando aquel hombre a su concubina, la sacó; y entraron a ella, y abusaron de ella toda la noche hasta la mañana, y la dejaron cuando apuntaba el alba. Y cuando ya amanecía, vino la mujer, y cayó delante de la puerta de la casa de aquel hombre donde su señor estaba, hasta que fue de día. Y se levantó por la mañana su señor, y abrió las puertas de la casa, y salió para seguir su camino; y he aquí la mujer su concubina estaba tendida delante de la puerta de la casa, con las manos sobre el umbral. Él le dijo: Levántate, y vámonos; pero ella no respondió. Entonces la levantó el varón, y echándola sobre su asno, se levantó y se fue a su lugar.
Y llegando a su casa, tomó un cuchillo, y echó mano de su concubina, y la partió por sus huesos en doce partes, y la envió por todo el territorio de Israel.
Propugnar la igualdad entre hombres y mujeres es dañino para la conciencia de los niños; la violación y el descuartizamiento descritos en el párrafo anterior son un ejemplo de amor y respeto entre ambos sexos.

Samuel 18: 22-27
Y mandó Saúl a sus siervos: Habblad en secreto a David, diciéndole: He aquí el Rey te ama, y todos sus siervos te quieren bien; se, pues, yerno del Rey. Los criados de Saúl hablaron estas palabras a los oídos de David. Y David dijo: ¿Os parece a vosotros que es poco ser yerno del Rey, siendo yo un hombre pobre y de ninguna estima?. Y los criados de Saúl le dijeron la respuesta, diciendo: Tales palabras ha dicho David.  Y Saúl dijo: Decid así a David: El Rey no desea la dote, sino cien prepucios de filisteos, para que sea tomada venganza de los enemigos del Rey. Pero Saúl pensaba hacer caer a David en manos de los filisteos. Cuando los siervos declararon a David estas palabras, pareció bien la cosa a los ojos de David, para ser yerno del Rey. Y antes de que el plazo se cumpliese, se levantó David y se fue con su gente y mató a doscientos hombres de los filisteos; y trajo David los prepucios de ellos y los entregó todos al Rey, a fin de hacerse yerno del Rey. Y Saúl le dio a su hija Mical por mujer.
Es dañino para la conciencia de una adolescente enseñarle que es libre para elegir sobre su cuerpo; lo correcto sería que su padre le eligiera un marido de entre los recolectores de prepucios que se acerquen por su casa.
Y es que la obsesión por el sexo que tiene la Iglesia raya lo enfermizo, y si no atentos al fragmento que viene a continuación:

Génesis 38: 7-10
Y Er, el primogénito de Judá, fue malo ante los ojos de Jehová, y le quitó Jehová la vida. Entonces Judá le dijo a Onán: Llévate a la mujer de tu hermano, y despósate con ella, y levanta descendencia a tu hermano. Y sabiendo Onán que la descendencia no había de ser suya, sucedía que cuando se llegaba a la mujer de su hermano, vertía en tierra, por no dar descendencia a su hermano. Y desagradó en ojos de Jehová lo que hacía, y a él también le quito la vida.
Es maravillosa la facilidad con la que se mata en este libro por un quítame allá esas pajas, pajillas en este caso, utilizando terminología torrentiana. Es dañino para la conciencia de los niños hablar sobre los derechos humanos; las guerras en nombre de un dios son mucho más instructivas.
Lo importante es que los niños aprendan desde pequeños la obediencia a sus mayores. A base de miedo, eso sí, y si no atentos a lo siguiente:

Deuteronomio 21: 18-21
Si alguno tuviere un hijo contumaz y rebelde, que no obedeciere a la voz de de su padre ni a la voz de su madre, y habiéndole castigado, no les obedeciere; entonces lo tomarán su padre y su madre, y lo sacarán ante los ancianos de su ciudad, y a la puerta del lugar donde viva; y dirán a los ancianos de la ciudad: Este nuestro hijo es contumaz y rebelde, no obedece a nuestra voz; es glotón y borracho. Entonces todos los hombres de su ciudad lo apedrearán, y morirá; y así quitarás el mal de en medio de ti, y todo Israel oirá, y temerá.
"Me habéis matao al hijo, pero como nos lo hemos pasao" que ironizaba Gila sobre las fiestas de los pueblos. Ya se sabe que para éstos hipócritas los jóvenes son el enemigo. Es dañino para la conciencia de los niños hablar del maltrato; mucho mejor el clásico "la letra con sangre entra".

Habrá algún día en que nuestros hijos no encuentren este material tan dañino ni en las casas ni en las escuelas. Habrá algún día en que estos anacronismos desaparezcan como ya lo hicieron las figuritas de toros y sevillanas de encima de nuestros televisores.

3 comentarios:

  1. Ya le dije en algún otro comentario a algún otro escrito, que no debería referirse al Antiguo Testamento sino al Nuevo. Trapolando -que diría un conocido prócer local, ya de retirada- la Biblia al momento actual, ésta contiene pasajes desafortunados a nuestros ojos contemporáneos y que, afortunadamente, no forman parte de la doctrina de la Iglesia.

    Sin embargo, se ha quedado usted corto. Ahí tiene usted el Cantar de los Cantares, elogio de la concupiscencia y de casi la lascivia. Lea, si no, el capítulo 7.

    ¡Cuán hermosos son tus pies en las sandalias,
    Oh hija de príncipe!
    Los contornos de tus muslos son como joyas,
    Obra de mano de excelente maestro.
    Tu ombligo como una taza redonda
    Que no le falta bebida.
    Tu vientre como montón de trigo
    Cercado de lirios.
    Tus dos pechos, como gemelos de gacela.
    Tu cuello, como torre de marfil;
    Tus ojos, como los estanques de Hesbón junto a la puerta de Bat-rabim;
    Tu nariz, como la torre del Líbano,
    Que mira hacia Damasco.
    Tu cabeza encima de ti, como el Carmelo;
    Y el cabello de tu cabeza, como la púrpura del rey
    Suspendida en los corredores.
    ¡Qué hermosa eres, y cuán suave,
    Oh amor deleitoso!
    Tu estatura es semejante a la palmera,
    Y tus pechos a los racimos.
    Yo dije: Subiré a la palmera,
    Asiré sus ramas.
    Deja que tus pechos sean como racimos de vid,
    Y el olor de tu boca como de manzanas,
    Y tu paladar como el buen vino,
    Que se entra a mi amado suavemente,
    Y hace hablar los labios de los viejos.

    ¿Es o no para prohibir la enseñanza de la religión de las escuelas?

    Un saludo.
    @igrequena

    ResponderEliminar
  2. En mi época de estudiante, lejana ya, no tuve conocimiento del "Cantar de los cantares" hasta el Bachillerato, mientras que se habla de la Biblia desde la más tierna infancia y a nadie le piden tener más de 18 años para poder leerla y encontrarse con lecturas tan aberrantes como las expuestas. Y por cierto, el pasaje que ha elegido es bastante más recomendable en cuanto a contenido y estilo que cualquiera de los referidos en mi post.

    ResponderEliminar
  3. Perdona que te pregunte. Y cuando en tu tierna infancia te hablaban de la Biblia y te leían sus pasajes, ¿escogían estos tan interesantes que nos has puesto en el artículo? Lo dudo mucho.

    Es más, dudo que alguien que siente tal repulsión por la Biblia, la Iglesia y todo lo que le rodea se haya tomado la molestia de analizar la literatura asociada. De lo que deduzco que esos pasajes no los has encontrado tu solito sino que están extraído de algún manual del buen socialista (porque desde hace unos años - no muchos - todos sabemos que un buen socialista debe renegar de la religión, especialmente si se trata de la católica, que eso es de derechas).

    Por partes:

    Lo primero señalar (me ha llevado 5 minutos en google descubrirlo) que los pasajes que has escogido pertenecen al Antiguo Testamento. Están escritos en un contexto temporal, cultural y social completamente diferente al nuestro. Un contexto en el que estaba vigente la ley del Talión, exterminar a un pueblo cuando éste era conquistado, la poligamia, etc... (Lo que no quita que, si la interpretación de los mismos realmente se debe hacer de forma literal, me parezcan totalmente aberrantes).

    Por otro lado, no soy creyente ni practicante pero aun y así he visitado iglesias y asistido a misas unas cuantas veces en mi vida más por simple curiosidad que por otras motivaciones. Tu experiencia quizás sea distinta pero yo jamás he oído hablar en la iglesia de otra cosa que no sea perdonar y ayudar al prójimo. ¡Qué miserables!, cómo no he podido darme cuenta de que en realidad lo que querían decir es que debo apedrear en público a mi hijo o echarle en los brazos de un oso salvaje si no es obediente o acuchillar y descuartizar a mi hija o a la novia de cualquier amigo después de haber dejado que las violen una panda de borrachos durante una noche entera...

    En fin, ...

    Que sí, que la Iglesia no es perfecta. Que durante la historia se cometieron muchas atrocidades en nombre de Jesus, de Dios, de Alá, de Hitler, de Lenin, de Stalin, ... Pero lo cierto es que la labor de la iglesia a día de hoy me parece encomiable.

    No se que clase de parroquia abyecta habrá en tu barrio ni que tipo de atrocidades cometerán en la misma. En la de mi barrio ayudan a los inmigrantes, a los pobres, hacen colectas para recoger comida y ropa para los más necesitados, recogen regalos en Navidades para hacérselos llegar a los niños sin recursos.... Vamos, actividades que están totalmente en línea con lo que expones en este artículo.

    ¿Que hay toda una organización detrás en las que los de arriba manipulan y se enriquecen?. Pues claro, como pasa en todas las grandes organizaciones, léase, sindicatos, partidos políticos, gobiernos, SGAE, ...

    Que la Iglesia es maligna, que las enseñanzas que imparten en la parroquia de nuestro barrio rayan en el culto a satanás, en fin... no hay más ciego que el que no quiere ver.

    Otro debate es si la Iglesia se debe auto-financiar o no pero este artículo no iba de eso... ¿o sí?.

    ResponderEliminar