lunes, 28 de noviembre de 2011

NADA JUSTIFICA EL TERRORISMO MACHISTA


Esta mañana, una vez más, y van 59 veces este año, un energúmeno ha matado a su pareja y luego se ha suicidado. Podía haber invertido el orden de los factores el muy (...).
No deja de resultarme sorprendente la naturalidad y la frialdad con las que digerimos este tipo de sucesos. Expresamos nuestro dolor, aunque sólo sea de forma temporal, cuando ocurren catástrofes naturales y muere un determinado número de personas. Nos echamos a la calle y mostramos nuestra repulsa cuando terroristas asesinan a sangre fría a un inocente.
Sin embargo, nuestra mente asume como normal las decenas de muertes producidas cada fin de semana en accidentes de tráfico y el goteo constante de mujeres asesinadas a manos de energúmenos que las creen de su propiedad.
Hace unas semanas escribía en este mismo Blog sobre el comunicado de ETA anunciando el cese definitivo de la lucha armada. Entre las razones que esgrimía para la derrota de la banda de asesinos, destacaba, además del buen hacer de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, la repulsa unánime de la sociedad al terrorismo y a sus partidarios. Ha hecho falta que la sociedad tome consciencia del problema y que prácticamente nadie sea capaz de encontrar justificación a semejantes acciones, para que los terroristas fueran conscientes de que estaban derrotados.
Con la violencia de género, sin embargo, estamos tres pasos más atrás. Seguimos escuchando cada día, incluso en televisión y en periódicos como el Mundo que da cabida al infame Sostres, expresiones lamentables del tipo algo habría hecho; es que le engañaba con otro; no le dejaba ver a sus hijos; le estaba sacando todo el dinero;...
Este es el caldo de cultivo en el que se mueven estos asesinos, cuyas acciones, de pasionales no tienen nada, ya que en el 99,9% de los casos, llevaban maltratando a sus víctimas años, con premeditación y alevosía.
Por lo tanto, cada vez que oigo una noticia como la de esta mañana, no puedo dejar de sentirme culpable, aunque sólo sea por omisión.
La clase política no está libre de culpa. Resulta vergonzoso ver a partidos conservadores como UPyD y PNV y a partidos ultraconservadores como PP y CiU, hacer oposición con estos asuntos y llegar incluso a recurrir ante el Tribunal Constitucional leyes que fomentan la igualdad y la libertad de decidir de las mujeres. Resulta bochornoso que sugieran, y aquí la judicatura tampoco está libre de culpa, que hay mujeres que se aprovechan y acusan falsamente a sus maridos para salir beneficiadas en divorcios. Ese es otro delito que hay que perseguir y que no puede servir de justificación para no seguir adelante con la especial y necesaria protección a las víctimas de la violencia de género.
Estos partidos que se definen como Democracia Cristiana han tildado de adoctrinante y peligrosa la asignatura de Educación para la Ciudadanía. Por lo visto no se puede educar a los niños en la igualdad, eso es una decisión que le compete a la familia, a su definición de familia.
Sin embargo no se cortan ni un ápice en regalar terrenos y establecer conciertos con congregaciones ultracatólicas que segregan a los niños por sexo fomentando la desigualdad, a la vez que les introduce en las enseñanzas cristianas:
Génesis 3:16 Dijo asimismo a la mujer: Multiplicaré tus trabajos y miserias a tus preñeces; con dolor parirás los hijos, y estarás bajo la potestad y mando de tu marido, y él te dominará.
Deuteronomio 22: 13-21 Cuando alguno tomare mujer, y después de haberse llegado a ella la aborreciere, (...) y dijese: A esta mujer tomé, y me llegué a ella, y no la hallé virgen; entonces el padre de la joven y su madre tomarán y sacarán las señales de virginidad de la doncella a los ancianos de la ciudad en la puerta; y dirá el padre de la joven a los ancianos: Yo di a mi hija a este joven y él la aborrece; (...) pero ved aquí las señales de la virginidad. Y extenderán las vestiduras delante de los ancianos de la ciudad. Entonces los ancianos tomarán al hombre y lo castigarán; y le multarán con 100 piezas de plata (...) Más si resultase verdad que no halló virginidad en la joven, entonces la sacarán (...) y la apedrearán los hombres de la ciudad, y morirá.
Alguna vez he tenido discusiones sobre el machismo de las religiones en general y de la iglesia católica en particular, y sobre el daño que este machismo produce en nuestra sociedad. Me argumentan que no se puede tomar al pie de la letra el Antiguo Testamento ya que fue escrito hace muchos años en una sociedad patriarcal. Sin embargo estos pasajes de discriminación y violencia hacia las mujeres también los hay en gran número en el Nuevo, el que estudian nuestros hijos en las clases de religión.
Romanos 7:2 Porque la mujer casada está sujeta por la ley del marido mientras éste vive.
Pedro 3:1 Asimismo vosotras, mujeres estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no crean a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas.
Corintios 14: 34 y 35 Vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que están sujetas, como también la ley lo dice. Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación.
Y así siguen después de los siglos, sin voz ni voto en una iglesia "moderna" y machista que vive fuera por completo de su tiempo. Puede que sea por el peligro que tiene la mujer, como nos advertía San Agustín de Hipona, uno de los Padres de la Iglesia: Es Eva, la tentadora, de quien debemos cuidarnos en toda mujer...No alcanzo a ver que utilidad puede tener la mujer para el hombre, si se excluye la función de concebir hijos. Y el muy enfermizo continuaba: Las mujeres no deben ser iluminadas ni educadas en forma alguna. De hecho, deberían ser segregadas, ya que son causa de insidias e involuntarias erecciones en los santos varones. Me ahorro el calificativo a este "santo" varón. El Señor Rajoy puede incluir erecciones involuntarias a su lista de inshidiashsh.
Podría seguir relacionando pasajes de las "sagradas escrituras" y justificaciones a la desigualdad y a la violencia contra las mujeres, horas y horas. Pero no quiero aburrir y prefiero terminar con una cita relativamente reciente, 1962, siglo XX, del médico Jesuita Federico Arveru, que resume, a su manera, las diferencias entre hombres y mujeres: El organismo de las mujeres está dispuesto al servicio de una matriz; el organismo del hombre se dispone para el servicio de un cerebro. Vuelvo a ahorrarme el calificativo.
Si hasta en los 10 mandamientos que de niños todos aprendimos se considera a la mujer como una posesión del marido, al igual que la casa y el burro, y nadie se rasga las vestiduras por ello. El décimo viene de aquí:
Éxodo 20:17 No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.
Por todo ello, cuando escucho al Monseñor Martínez Camino culpar a las leyes del divorcio y del aborto de la crisis, porque es una crisis económica, pero sobre todo de valores, dan ganas de demandarlo por apología del terrorismo.
#noalterrorismomachista #noalaviolenciadegenero #yoestoyconlasvictimas

8 comentarios:

  1. Aquí, como en otras tantas cuestiones, se vuelve al intento de elusión de la propia responsabilidad para endilgarla al contrario y tirar por elevación contra la religión católica, secular culpable de todos los males patrios. Y no me refiero a la responsabilidad del autor del blog, claro está, sino a la del partido político de sus simpatías.

    Cierto es que la Biblia tiene pasajes que leídos en la actualidad producen sentimientos que van desde el sonrojo a la ira. Pero otros no, que el autor se encarga de no citar o de citar equivocadamente. Así, en la Carta de San Pablo a los Romanos, 7,2, dice "La mujer casada está atada por la ley AL marido", no "por la ley DEL marido". Y añade "mientras éste vive".
    Hay otras citas, claro, como en Corintios 7,4, también tremendas si se escriben capadas. Así: "La mujer no es dueña de su cuerpo, sino el marido" si se obvia que continúa con "igualmente el marido no es dueño de su cuerpo, sino la mujer".

    Otro tanto en la Carta de San Pablo a los Efesios, 5, 22-33, que esta sí que se enseña en las escuelas: "Así los maridos deben también amar a sus mujeres como a su propio cuerpo. El que ama a su mujer se ama a sí mismo".
    Toda una declaración de terrorismo machista. ¿No cree usted?

    Un saludo.
    @igrequena

    ResponderEliminar
  2. Me señala Bobnicole que en mi comentario no he rebatido las citas de los obispos o de los padres de la iglesia. No hay nada que rebatir: San Agustín vivió en los siglos IV y V, y fue proclamado Doctor de la Iglesia en 1.298, 7 siglos antes de que naciera Bibiana Aído. Considerarlo como hace al autor del blog como "enfermizo" me parece muy atrevido intelectualmente. Es el problema de mirar al pasado con los ojos del presente, que no hay manera de entender nada. ¿El jesuita? Similar a los diputados socialistas que se oponían a que las mujeres votaran en España, tan solo treinta y pocos años antes. Un poco desfasado, nada más. De su cita a Martínez Camino, tan descontextualizada, no voy a decir nada, pero de sus palabras no se desprende apología de ningún terrorismo que valga: le puede usted tener tirria, pero no compararlo con un Josu Ternera de género.

    Su tesis es que el machismo -y la violencia machista- deviene del catolicismo, al menos en España, y no puedo estar más en desacuerdo. Me cuesta pensar que Francisco V.B., asesino de la mujer de Tarrasa, homicidio que le lleva a usted a escribir este post, agarrara el cuchillo influenciado por el Deuteronomio, la carta a los Tesalonicenses o ser monaguillo de pequeño.

    Seguro que hay mucho católico machista pero también mucho no católico machista. Los actuales asesinos, lamentablemente, no llegaron a tiempo de recibir clases de educación para la ciudadanía, el nuevo bálsamo de Fierabrás. Alejarles de la influencia de Martínez Camino o de Rouco Valera no creo que sirva de mucho si un cafre quiere matar a su mujer, a su pareja, a su compañera o al prójimo. Ni siquiera ilegalizarlos a ellos y a toda la iglesia católica.

    Por cierto, tampoco ha escrito nada usted de mis citas.

    Un saludo.
    @igrequena

    ResponderEliminar
  3. No es mi intención señalar a la iglesia como inductora de la violencia machista, sino denunciar la vanalización de los comentarios y las actitudes machistas, que crean una sensación de impunidad en el macho maltratador dominante.
    Es esta sociedad tolerante con estas actitudes la que es necesario cambiar para que el grave problema remita. Y para que esto suceda, se debe condenar rotundamente a articulistas como Sostres, y la iglesia tiene que dejar de poner trabas a la consecución de una sociedad igualitaria entre hombres y mujeres bajo la falsa premisa que el cuerpo de estas, si no propiedad del varón, es propiedad de un dios, que no da señales de vida cuando su pareja la está golpeando.

    ResponderEliminar
  4. ¿Que la Iglesia pone trabas para qué? ¿Sostres el patrón de los maltratadores? Argumentos muy traídos por los pelos, si me lo permite. Y que se caen solos, los pobres. ¿Cómo justifica los asesinatos de los ateos? ¿Del caldo de cultivo debido a que los niños de 8 y 9 años reciben
    catequesis? Ya quedó escrito más arriba que "El que ama a su mujer se ama a sí mismo". Sin duda es un lema adecuado para favorecer el maltrato y la discriminación de la mujer. Y sí, su intención es presentar a la Iglesia Católica como causa, siquiera parcial, de la violencia contra las mujeres: lo hace en su post y en su respuesta a mi post. La Iglesia no hace leyes ni gobierna. Ni tiene la capacidad de proveer presupuestos que permitan que el alejamiento sea efectivo ni que las mujeres dejen de depender económicamente de sus parejas potencialmente maltratadoras u homicidas. Ni tampoco la dotación de policías que cumplan la labor de prevención y disuasión. Y esto se debe apuntar en el debe de un gobierno que pensó que un par de leyes y un ministerio de chichinabo estaba todo resuelto. La Iglesia pondrá trabas, según usted, para la consecución de la igualdad entre hombres y mujeres, pero fue un gobierno socialista el que degradó el ministerio a secretaría de estado. ¿Ponían trabas así Zapatero y Rubalcaba a la consecución de la sociedad igualitaria?

    Un saludo.
    @igrequena

    ResponderEliminar
  5. Todas las religiones en este mundo han echo mucho dano. Hay que ensenar a nuestros hijos los valores humanos,sin miedo al infierno..para que no crean que estan en el.

    ResponderEliminar
  6. Con la iglesia hemos topado...vaya con el anonimo. Has pecado por decir "chichinabo".
    Deberian predicar en otros planetas y dejar este tranquilo.
    Homenaje a tantas abuelitas,que pasarón el calvario del machismo, y que gracias al progresismo. Hoy las NIETAS podemos disfrutar de una mejor vida..que hoy se puede decir y gritar basta ya..!!!"cada vez que haces daño a una mujer, duele a toda la humanidad, y su llanto perdurara por los siglos de los siglos AMEN.
    Las madres junto con los padres, somos los que tenemos que enseñar los valores a los hijos,y conseguir que cada día sean mejores personas.
    Por que las Diosas existen, y por supuesto que son madres, que darán hijos, esos hijos que somos todos.

    La paz este con vosotros,y en todo el mundo.
    salud!!


    Fd: Rosa

    ResponderEliminar
  7. El comentario anterior merece ser escrito en letras de mármol como el epítome de la cursilería contemporánea. Con su final lacrimógeno, tan caro a cierta progresía ¡Pero si no le falta de nada!

    @igrequena

    ResponderEliminar
  8. Le aplaudo!!!En su comentario anterior. ya se ve totalmente cual es su punto de vista.
    Que suerte!!!
    -"Que solo está", su comentario.
    Feliz día.


    Salud!!


    Fd: Rosa

    Pd: Realmente me importa poco, por no decir nada.
    su maravillosa Verborrea Esporádica.

    ResponderEliminar