lunes, 7 de noviembre de 2011

JROÑA QUE JROÑA, SÚMATE AL (NO) CAMBIO

Reconozco que, pese a ser la cuna de un montón de cosas importantes, nunca me ha interesado demasiado la cultura helénica. Ya me cuesta entender la existencia de un dios todopoderoso, como para tener que elegir uno para cada mal que a uno le acecha, que necesitas un vademecum para saber a quien rogar en cada caso.

Sin embargo, me está empezando a entrar la curiosidad desde que la Caverna, dando por ganadas las elecciones a su candidato, ya no culpan al dúo Zapatero Rubalcaba de todos los males, sino que han encontrado un rojo peor llamado Yorgos Papandreu. Éste es el tipo al que van a echar la culpa cuando Mariano Rajoy tenga que destruir, él no quería, el estado de bienestar tal y como lo conocemos hoy. Por alguna extraña razón el €uro peligra si no se despiden a miles de profesores y se privatizan hospitales.

Para no escribir al `tun tun´ sin ceñirme a los hechos, que para eso ya tenemos a Pio Moa, me he puesto a leer sobre Grecia. Todo es complejo en ese país, y si no pregúntenselo a Ulises, al que le costó 20 años volver de comprar tabaco.

Por lo visto resulta que Papandreu, socialdemócrata y hasta hoy Primer Ministro, recibió, al igual que Zapatero, un país saneado y convergente con el resto de países de la Unión Europea, con un bonito 3% de déficit. Pero al bueno de Yorgos, le da un día por mirar unos papeles que tenía en un cajón de su nuevo despacho y descubre que el déficit no es del 3%, sino que su antecesor y eficiente político, como sólo un liberal puede serlo, Kostas Karamanlis, le había dejado un `brown´ del 15,4%. No sé si el dato es importante o no, pero Karamanlis era Primer Ministro por Nueva Democracia, perteneciente al Partido Popular Europeo.

Pero el amigo Kostas no trabajó sólo en la engañifla. La perpetró mano a mano con Goldman Sach. No me digan que la maniobra de ingeniería financiera no fue brillante. Tanto, que al máximo responsable de Goldman Sach en Europa y Vicepresidente de la Compañía, Mario Draghi, le acaban de premiar con la presidencia del Banco Central Europeo. Y los sinvergüenzas de los Conservadores, reclamando elecciones, que ellos saben como salir del atolladero. ¡Pero coño! qué habéis sido vosotros, hace menos de dos años. La terrible mezcla democratacristiana-liberal es igual en todos los sitios, que le vamos a hacer.

Aquí en España, la desfachatez de la derecha es la misma. Se erigen como salvadores. Como cambio, que tiene bemoles la cosa, cuando han sido sus políticas ultraliberales las que han causado esta maldita crisis. Se las dan de supergestores y cuando les preguntas qué es lo que van a hacer, ya que en su programa no encuentras más que una declaración de intenciones vacía de contenido, te sueltan que no es necesario concretar, que todo el mundo sabe lo que van a hacer, lo mismo que en el 96.
Como en `Amanece que no es poco´ toca flashback. Pues hacemos flashback. Esta gente cambió la ley del suelo provocando la burbuja inmobiliaria que ha provocado que la crisis sea más virulenta en España en términos de empleo. Esta gente, entre 1997 y 1998, malvendió la friolera de 48 empresas, estatales o con participación estatal. Lo de malvender no lo digo yo, lo dice el Tribunal de Cuentas, aunque ellos utilizan el eufemismo vender por debajo de su precio.

Entre 1997 y 1998 hicieron caja a la vez que devolvían algún que otro favor, de ahí que alguna de estas empresas terminara presidida por compañeros de pupitre de D. José Mª Aznar López. Fueron 48 empresas no muy conocidas y tampoco muy grandes. A ver si conocen ustedes alguna; del sector energético Red Eléctrica Española, Endesa, Repsol, Enagás y Gas Natural; compañías aéreas como Iberia, Binter Canarias y Binter Mediterránea; bancos como Argentaria; en telecomunicaciones Telefónica y Retevisión; Tabacalera Española y en industria pesada Aceralia y Santa Bárbara. Casi nada.
Además de no hacer un buen negocio por venderlas por debajo de su precio, el Estado, y no los nuevos propietarios, tuvo que asumir el coste de la salida de 13.000 trabajadores, haciéndose cargo de indemnizaciones, prejubilaciones, subsidios por desempleo, etc.

Ésto es lo que hicieron en 1996 y por lo visto es lo que pretenden hacer ahora. Pero hay un problema, si el Sr. Aznar López vendió todo a precio de saldo, por cierto sin invertir un solo euro en políticas sociales, ya sólo queda por vender el Sistema Público Educativo y el Sistema Público Sanitario.
Ésto no es como dice el PP un ¡¡¡Uhhh!!! que viene la derecha. Ésto es lo que ya han hecho y de lo que además presumen. Y la excusa de que nuestro Sistema Sanitario es deficitario tampoco vale, fueron ellos los que hicieron la transferencia a las Comunidades Autónomas. Pésimamente por cierto, de ahí que no les salgan los números.

No te fíes del salvavidas que te lanza quien te empujó al océano #aminomeengañan #peleaporloquequieres

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada