jueves, 26 de mayo de 2011

EL PUEBLO ES SOBERANO PERO NO IMPARTE JUSTICIA



El 22M los vecinos de Arganda, al igual que los del resto de municipios españoles, estábamos llamados a las urnas para decidir democráticamente quién sería nuestro alcalde o alcaldesa durante los próximos cuatro años.
La ciudadanía habló y, bien por acción o bien por omisión, decidió que Pablo Rodríguez Sardinero, actual alcalde de Arganda, que llegó a este cargo por la dimisión del imputado Ginés López, continuase gestionando nuestro municipio hasta 2015.
En primer lugar me gustaría aprovechar la ocasión para dar la enhorabuena al Partido Popular de Arganda y a su candidato por la victoria en estas elecciones, respetando, aunque evidentemente no me satisfaga, desde mi condición de demócrata el resultado electoral. El pueblo es soberano y siempre acierta en sus decisiones, y si en esta ocasión ha decidido no darnos su apoyo, sus motivos tendrá y será algo sobre lo que tendremos que reflexionar en los próximos meses.
Ahora bien, el pueblo no imparte justicia, los ciudadanos de Arganda hemos expresado con nuestro voto una preferencia para el gobierno municipal. He leído con sorpresa esta semana, tanto en prensa como en redes sociales, que los ciudadanos han castigado las mentiras del Partido Socialista de Arganda. Con respecto a ésto me gustaría aclarar dos cosas. En primer lugar, los Socialistas de Arganda no han (no hemos) mentido, sino que se han limitado a dar a conocer las presuntas irregularidades en la gestión del ayuntamiento y que constan en el sumario del caso Gurtel; y en segundo lugar, recordar que los argandeños han decidido quien quieren que los gobierne, pero no han dado una sentencia de inocencia sobre unos delitos muy graves cometidos por cargos públicos (del Partido Popular) y que tienen a este ayuntamiento con una deuda tal que impide prácticamente cualquier tipo de pago a proveedores o a trabajadores.
Las imputaciones a Benjamín Martín Vasco y Juan Fernández, ex-alto cargo y gerente de la sociedad de fomento respectivamente, y de Ginés López, ex-alcalde, no son una invención del Partido Socialista. Las fianzas de casi un millón de euros por un presunto cobro de comisiones por valor de 340.000€ en el caso del Sr. Martín Vasco y de 534.000€ en el caso del ex-alcalde, aparecen en sumario del caso de la trama Gurtel, no se las inventa el PSOE. La imputación por blanqueo, prevaricación y malversación de caudales públicos de Juan Fernández, al que por cierto el Sr. Sardinero mantiene en su cargo, no la hace el PSOE sino el Juez que instruye el caso. Por no hablar de las artimañas de cada uno de ellos a la hora de no comparecer en los tribunales o aforarse y desaforarse para cambiar el juzgado que instruye el caso e ir ganando tiempo. No convienen los juicios cerca de las elecciones.
Los ciudadanos de Arganda han (hemos) decidido que Pablo Rodríguez Sardinero sea nuestro Alcalde, pero por mucho que los voceros del PP digan lo contrario, con ello no han (no hemos) exculpado, entre otras cosas porque no somos quienes para ello, a estos tres personajes que tanto daño han hecho y están haciendo a Arganda. La Justicia tendrá la última Palabra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada