viernes, 20 de junio de 2014

LA REFORMA LABORAL Y EL PRÍNCIPE DE ASTURIAS

Desde su aprobación hace ya más de dos años supe que la reforma laboral no era más que una herramienta que el Partido Popular ponía en manos de los empresarios para que aligerasen su gasto en personal.

Por aquel entonces yo trabajaba en un departamento de RRHH y era consciente de que las empresas no dejaban de contratar porque pensasen que el despido fuese caro, sino porque no tenían actividad. Por lo tanto, todas y cada una de las medidas tomadas estaban encaminadas a que las empresas pudieran deshacerse de los trabajadores de mediana edad con más antigüedad a un precio módico, contratando a su vez a gente más joven con, supuestamente, más preparación y a un precio mucho menor.


El objetivo no era pues modernizar el sistema productivo para hacerlo más competitivo sino que el objetivo siempre fue hacer el sistema más competitivo a base de, y perdónenme la patada al diccionario, chinizarnos. Si el fin es que lo que prime sea el precio y no la calidad de nada sirven años de experiencia, ni formación alguna, ni conocimiento del puesto de trabajo. A tu casa con cuarenta y pico o cincuenta años y que un jovenzuelo que no tiene porqué haber acabado la carrera aun ocupe tu puesto por un 40% menos.

Esto está pasando. Todos lo sabemos aunque no todos quieran verlo. Además ya nadie puede escaparse a ello. Está pasando a todos los niveles. Sin ir más lejos, ahí tenemos al Príncipe de Asturias, al que si tuviéramos que ponerle un sobrenombre como a Alfonso X El Sabio, le llamaríamos Felipe de Borbón El Preparao. Habla no se cuantos idiomas; tiene una basta formación obtenida en los mejores centros educativos del mundo; lleva casi 40 años en su 'puesto de trabajo' y lo conoce como nadie; (...) y aun así le dan su puesto a una joven de 8 años y nos quieren hacer creer que la calidad de su trabajo será la misma.

Vuelven a tomarnos por tontos. Yo tengo una hija de esa edad y por muchos sobresalientes que me saque, si no le ayudo con las divisiones no me reparte bien las peras y las manzanas de los problemas de los cuadernillos Rubio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada