lunes, 29 de abril de 2013

NO ES LO MISMO

Siempre le escuché decir a mi padre que no es lo mismo Tejidos y Novedades en el piso de encima, que te jodes, no ves nada y encima te pisan.
No es lo mismo estar en el paro que trabajando. No se ve el futuro de la misma manera. Yo soy uno de los seis millones doscientos dos mil setecientos parados. Además, desde hoy, soy oficialmente uno de larga duración. Es evidente que no puedo analizar la actualidad de la misma forma. 
Hasta hace tan sólo unos meses, las sandeces que salían por la boca de los miembros del Gobierno me provocaban una media sonrisa; de esas de pena, de míralos, pobrecitos, si no dan para más. Pero va pasando el tiempo y descubres que son tan malos y tan dañinos, y que lo hacen con total desvergüenza, tomándonos por imbéciles, que sus payasadas dejan de hacerte gracia.

Te das cuenta que Javier Arenas y Carlos Floriano no son Los Morancos; que aunque el acento y el contenido intelectual de sus discursos sean los mismos que los de Omaita y la Antonia, no es lo mismo.

Ha dejado de hacerme gracia ver a Luís de Guindos por televisión. Ya no espero que en cualquier momento diga aquello de te voy a hacer pupitar en el fistro vaginarl. Ya sólo espero que, más pronto que tarde, una mayoría de españoles le digan hasta luego Lucas.

Pese a verlas en repetidas ocasiones vestidas de negro y con peineta, tengo claro que María Dolores, Soraya y Fátima no son las Hermanas Hurtado. Sin embargo aun puedo imaginármelas a lo Supertacañonas golpeando enérgicamente una campana al grito de Si no queríais sentiros maltratados, lo teníais muy fácil, no habernos votado.

Aunque sus miradas denotan similar viveza e inteligencia,  aunque su prosa sea igual de brillante, ¿cómo estamos?, bien, ¿cómo estamos?, y tú, ¿cómo estamos?, bien, ¿cómo estamos?, si te fijas bien, puedes llegar a distinguirlos porque José Ignacio Wert se sujeta los pantalones con tirantes, mientras que el Sr. Barragán lo hace con una cuerda.

¿Saben aquel que diu que es un tío muy mal educado que se enfadaba porque no le salían las previsiones macroeconómicas y que culpaba a los demás de su ignorancia? Ni puta gracia, ¿verdad? Es porque no es lo mismo.

Jorge Fernández Díaz no es lo mismo que Arévalo aunque haga chistes de mariquitas, Gallardón no es lo mismo que Pedro Reyes aunque grite a las mujeres que deciden interrumpir su embarazo el célebre porque tú eres el fracaso de mi matrimonio y Arias Cañete no es lo mismo que el Dúo Sacapuntas aunque a la pregunta de ¿cuándo caducan los yogures? responda entre palmas que el día veintidós, veintidós, veintidós, (...).

Pero ¿qué se puede esperar del equipo elegido por un sujeto que se parapeta tras un televisor de plasma para no tener que responder a los periodistas? ¿Qué se puede esperar de un tipo que responde de una  forma tan absurda que pareciera que las fichas donde lee todas sus intervenciones hubieran sido escritas por Tip y Coll? ¿Para qué? Paraguayo.

Aprovechando que han salido Tip y Coll a colación, voy a imitar a Marianico (no al Corto, al muy corto) y voy a parafrasearles haciendo una previsión sobre este blog y quien lo escribe (...) y la próxima semana, hablaremos del Gobierno.

6 comentarios:

  1. Roberto muy bueno todo lo que dices...

    ResponderEliminar
  2. Me veo en la obligación de ampliar estas NO comparaciones de políticos Populares y cómicos para incluir por alusiones al Alcalde de Arganda, Don Pablo Rodríguez Sardinero. Hoy le he hecho una pregunta, que a él le ha parecido incómoda, a través de la radio y ésto es lo que me ha evocado:

    http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=NizRszTrPDo

    ¡No hijo, noooo!

    ResponderEliminar
  3. Genial, me identifico totalmente contigo y lo que dices. Yo también soy parada y de larga duración... Bienvenido al club.
    Fantástico el post, felicidades.

    ResponderEliminar